Las rosas eternas como su propio nombre indica son para siempre, para que su conservación sea optima debemos mantenerla lejos de la humedad, no echarle agua y sobre todo que no le de el sol directamente.
Regala la rosa de la bella y la bestia para demostrar tu amor eterno a esa persona tan especial.